Todos los que hemos tenido que contratar un abogado en algún momento de nuestra vida profesional o personal, lo hacemos debido a una necesidad que normalmente nos genera incertidumbre, confusión o simplemente angustia. Si lo vemos desde el punto de vista de la Neurociencia, lo que nos genera esta necesidad se proyecta en nuestro Cerebro Reptiliano, responsable del Miedo y por tal, en forma inconsciente haremos lo posible por sobrevivir a este temor, dando en consecuencia toda la confianza al profesional que contrataremos.
 Ahora bien, en tiempos en que todo servicio se ha convertido en un Commodity, donde todos los profesionales parecen ser lo mismo. ¿Como una persona cualquiera puede hacer una elección tan importante y así ocuparse de esta Angustia Legal?. La respuesta es que tiene dos vías, la primera es la Recomendación y la segunda es que el mismo interesado comience una búsqueda de un profesional que le ayude a resolver sus problemas.
Luego hablaremos de la Recomendación. Ahora nos haremos cargo de lo que hace cualquier persona en estos tiempos, y que simplemente es buscar por Internet. Normalmente lo hará, entre Google o bien a sus redes sociales, buscará lo que necesita y según los resultamos que encuentra comienza la etapa del contacto y finalmente luego de filtrarlas distintas alternativas contratará al que le de más confianza.
 Todo lo anterior es una GRAN OPORTUNIDAD, para Profesionales o Estudios de Abogados que buscan diferenciarse, buscan dar una real propuesta de de valor a sus clientes y mostrar como sus servicios aportaran a la solución de las problemáticas de quienes los buscan.

El Marketing Digital Legal, busca generar la cercanía, confianza y credibilidad a Abogados y Estudios, para que a través de distintas herramientas digitales puedan llegar de la mejor manera su audiencia.

¿Que es lo fundamental para un Profesional o un Estudio? 

1. La columna vertebral de cualquier Estrategia Digital es un buen sitio Web, que pueda recibir el tráfico desde redes sociales, buscadores y sitios referenciales

2. Generar contenidos relevantes para nuestra audiencia. Un ejemplo de esto es generar distintas gráficas con píldoras legales que puedan ayudar a las personas a tener luces de como solucionar una duda legal que le este generando esta angustia.

3. Publicaciones activas en redes sociales como Facebook y Linkedin, según el tipo de servicios e Instagram en el caso de ir a segmentos más jóvenes como emprendedores. Una publicación mensual no sirve de nada.

4. Fidelización de clientes: Es importante mantener educados a los clientes que ya hemos atendido, enviando un comunicado mensual con contenido relevante, el que normalmente es el mismo que se publica en redes sociales. Un punto adicional en esta táctica es que nuestros clientes son la base de las RECOMENDACIONES y por tal entre más posicionada este la marca en ellos, más factible es que nos envíen referidos.

5. El Posicionamiento es una gran táctica, sin embargo por lo amplio de este mercado, por si solo no sirve de nada, sea este pagada o SEO. Esta Táctica debe estar asociada a una estrategia digital y no ser una acción aislada, ya que probablemente no nos sea una inversión rentable.

¿Quieres diseñar una Estrategia Digital para tu Estudio? haz click aquí