Cuándo es el consumidor quien hace la limpieza

En julio del año pasado, el diario La Tercera informaba  de la crisis que acusaba el mercado de los detergentes en Chile, donde Unilever (Omo, Ala, BrilhanteCifDriveRinso y Skip, entre otras), estaba siendo demandada por competencia desleal, abuso de posición dominante y precios depredadores, por empresas medianas asociadas a la misma industria como Cleaner S.A (Biofrescura) y la Familia Maritano (Popeye).
De acuerdo a América Retail y fuentes de la misma industria, las ventas totales de detergentes de ropa al año son de U$ 412 millones, donde Unilever tiene el 63% del canal supermercadista, seguido por P&G por un 16%.

Hace 6 meses, tuve la oportunidad de reunirme con el principal proveedor de insumos para detergentes en Chile de Unilever y de hecho el principal proveedor nacional de esta industria, quien se convirtió en uno de mis clientes más tarde.

Ellos en ese momento veían con cierta curiosidad, pero sin ninguna preocupación, cómo estaban entrando al mercado de detergentes de ropa, nuevas marcas, muy baratas, quizás sin registro, pero de gran calidad. En esa conversación y en reuniones posteriores, yo les hablaba del cambio del consumidor nacional y que este cambio de paradigma implicaría un cambio que ellos debían comenzar a planificar para poder hacerse cargo de como se modificaría su negocio en el mediano plazo.

Lamentablemente me equivoque, este cambio, llego en Enero de este año. En una reunión que sostuvimos el día jueves pasado, uno de sus principales ejecutivos, nos comentaba que en Chile, en los últimos 3 meses, Unilever  ha bajado drásticamente sus  ventas de productos y por tal, a esta empresa este cambio de consumo final, los afecta completamente. (Dado que no tengo el documento oficial, no puedo darla cifra real, pero es impactante).

Hoy estamos trabajando, en la estrategia de ventas digitales, abriendo la percepción de los directivos y mostrando las alternativas, que tienen para llegar a estas nuevas marcas de detergentes, que increíblemente han logrado, quitar mercado a la compañía importante no solo del mercado nacional, sino que del mercado internacional.
 
Si, usted, señor lector, ya ha leído más artículos de mi autoría, verá que tengo una fijación con el «nuevo consumidor» y «con el tiempo de cambio», desde aquí quiero realizar unas reflexiones:
 
1. No estamos uniendo todas las señales que nos da el mercado, quiebra de Velarde Hermanos, cierre de Televisa y Cosas, y tantas más.
2. El corto plazo, esta matando los negocios y su estabilidad en el tiempo
3. No entender cómo son los nuevos consumidores. Todos sabemos que son mucho más informados, y por tal al tomar sus desiciones, están mucho más seguros de lo que compran.
4. Los cambios son mucho más rápidos de lo que estamos acostumbrados y por tal, debemos tener un plan digital y no solo herramientas separadas que no ayuden a cumplir objetivos comerciales.
Los cambios de consumo, no sólo afectan a empresa pequeñas, principalemente afectan a empresa medianas que no tienen las mismas espaldas financieras, que empresas de gran tamaño y que pueden verse muy afectadas si no comienzan a ver el medio digital, no como una herramienta, sino que como un nuevo canal, que necesita de un plan, para poder competir en estos tiempos.

Dejar un comentario